Paralizada la macrogranja de Pozuelo

Ayer llegó la buena noticia de que uno de los macroproyectos que se pretendían instalar en Castilla – La Mancha, concretamente en Pozuelo, provincia de Albacete, se ha paralizado por no cumplir con los requisitos medioambientales.  

Sin embargo, como dice nuestra coportavoz Lola del Olmo “La batalla no ha terminado y seguimos muy pendientes participando activamente con los colectivos ecologistas y las plataformas en defensa de los Pueblos Vivos. Muchos pequeños ayuntamientos donde están surgiendo estos proyectos no tienen capacidad para trabajar en la normativa que puede blindar sus territorios cuando se presentan proyectos impulsados por las grandes industrias cárnicas que se hacen cargo de todo con tal de conseguir la materia prima que necesitan”.

Por su parte, nuestro compañero y concejal en Ganemos Albacete, Álvaro Peñarrubia, se mostraba muy satisfecho “Después de muchos meses manteniéndonos en vilo, el gobierno del PSOE de la Junta de Castilla-La Mancha ha admitido lo que los colectivos ecologistas, vecinos y EQUO ya sabíamos: que el proyecto era nefasto técnicamente y ambientalmente inviable. El Consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, con su visión mercantilista de los recursos naturales y del territorio ha mantenido vivo el proyecto hasta que no ha podido más. A pesar de que se les llene la boca con su apoyo a la ganadería extensiva, lo cierto es que estos nocivos macroproyectos surgen al amparo de la normativa y ayudas regionales”.

El proyecto de Pozuelo conllevaba la instalación de 51 naves junto a la pedanía albaceteña de Argamasón y, al ser una granja de cría de lechones, de haberse instalado, iba a generar una presión terrible en su entorno más próximo para crear decenas de granjas de menor tamaño pero de miles de animales -estos son los proyectos que subvenciona la JCCM-  donde engordar a los más de medio millón de lechones que nacerían en esta granja.

“No obstante, no podemos relajarnos”, Álvaro Peñarrubia ha recordado, que el grupo municipal de Ganemos Albacete, candidatura de confluencia de la que forma parte EQUO, presentó en enero una moción que el Pleno aprobó por unanimidad para endurecer la normativa municipal para las grandes instalaciones ganaderas. Así mismo se instaba a la JCCM a hacer lo propio y a dejar de subvencionar estas actividad. Sin embargo, a día de hoy, el gobierno municipal del PP no ha hecho lo uno ni lo otro. “Es por ello que tanto EQUO, como Ganemos, de la mano de las organizaciones ecologistas y los vecinos, seguiremos presionando para ponerle freno a la instalación de macrogranjas” concluía Peñarrubia.

Comentarios cerrados.